Made in China: cuatro mitos sobre la calidad de sus productos para derribar

made in chinablog2

 

 

La supuesta baja calidad de los productos fabricados en China se ha convertido en un mito que fuertemente se ha instalado en la mentalidad de Occidente.

 

Esta leyenda conlleva a que los consumidores observen con cierta desconfianza aquellos productos que contengan “Made in China” en sus etiquetas. A su vez, muchas empresas que desarrollan sus productos en el país asiático intentan ocultar el origen de su fabricación. Se trata de una idea que está presente en ambos niveles. 

¿Qué hay de cierto sobre los mitos que sobrevuelan en Occidente?

China, la fábrica del mundo

Lo cierto es que en el gigante asiático se fabrican la mayoría de los productos que se consumen en todo el mundo, por lo que los teléfonos, computadoras, sus componentes y la ropa que vestimos a diario son “Made in China”. 

De hecho, las grandes marcas internacionales que son reconocidas y consumidas en todo el mundo son fabricadas justamente en China, que invierten para que sus productos tengan una calidad requerida, por lo que al final dependerá de lo que el productor exija y esté dispuesto a pagar.

Así como existe una cantidad ilimitada de productos en el mercado chino, existe una gran variedad de calidades. Todo depende de la inversión que cada empresa realiza para ofrecer en el mercado y los estándares de calidad que decida mantener.

La cuestión es que en China se fabrican tanto los mejores como los peores productos del mundo: todo se reduce a una cuestión de precios.

 

Mitos sobre la calidad en China

 

Las fábricas chinas no son capaces de producir productos de calidad 

La creencia popular sigue arrastrando este mito desde hace décadas. Lo cierto es que China, más allá de producir productos de calidad para marcas occidentales, cada vez está más involucrada en crear productos de gran calidad para sus propias marcas. Los productos de Xiaomi o DJI, conocidos mundialmente, son un claro ejemplo.

 

Las condiciones en las fábricas chinas son muy malas 

En todo el mundo habrá fábricas donde las condiciones de trabajo serán mejores o peores, pero desde luego, la realidad está muy alejada de lo que el imaginario colectivo supone sobre este tema. 

Las evoluciones tecnológicas de las fábricas chinas prácticamente han puesto al país asiático en la cabeza mundial en lo que a ciertos desarrollos se refiere. Las instalaciones se modernizan cada vez más, ya que al final los propios fabricantes son los primeros interesados en crear mejores productos.

 

Los trabajadores de las fábricas chinas son prácticamente esclavos

Otro gran mito es que el trabajador de una fábrica china prácticamente tiene que mendigar por obtener un puesto de trabajo. La realidad muestra que son las fábricas precisamente las que deben estar mejorando las condiciones de sus trabajadores continuamente para que no se vayan a la competencia. 

El bajo nivel de desempleo y la alta demanda de trabajadores han puesto en una situación privilegiada al trabajador chino, y los salarios no han parado de aumentar en los últimos años.

 

Se fabrica en China porque la mano de obra es barata 

Los salarios bajos en China es una situación que ha cambiado de forma radical. Si las empresas buscasen ganar en competitividad en este aspecto irían a otros países a fabricar sus productos, pero lo cierto es que en China existe una mano de obra altamente cualificada, unas infraestructuras difícilmente replicables, un know-how obtenido en base a años de experiencia y toda una serie de factores que hacen del país asiático la mejor opción, más allá de los costes laborales.

Sus fábricas son las primeras del mundo en actualizar su mercancía, por lo que la importación de productos de China es uno de los negocios que se han mantenido a lo largo de los años.

 

Pese a que se trata de un excelente negocio importar mercancía por un buen precio, puede que muchas empresas y emprendedores aún tengan sus dudas y no estén convencidos de pedir sus productos del país asiático. 

Uno de los motivos tiene que ver con el temor a que sus cargas sean retenidas por la aduana y no lleguen a su destino. Por ello, es clave contar con el acompañamiento de una empresa experta para importar los productos desde China sin inconvenientes.

Otra de las cuestiones que atemorizan a quienes sienten inseguridad por importar desde China es que los productos no sean tal como se solicitaron. Inspeccionar la calidad de la mercancía y de que se trate de los pedidos correctos antes de embarcar rumbo a su destino final es fundamental para evitar sorpresas. MingTa se asegura de que se cumplan todos los parámetros exigidos por el cliente y de documentar todo el trabajo realizado. Asimismo, nuestro trabajo durante el proceso implica tramitar el envío de muestras antes de ordenar la compra.

 

Mingta Group es una agencia especializada en compras internacionales de insumos y productos de grandes volúmenes según los requerimientos y necesidades de tu empresa.

Nuestro equipo experto presta especial atención al proceso de selección de proveedores y a la negociación, como así también se ocupa de optimizar los recursos para lograr la mejor rentabilidad posible. 

 

Haz tu consulta y recibe un asesoramiento personalizado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *