mingtagroup_post

Formas de entrada en mercados exteriores

¿Estás pensando en internacionalizar tu empresa?, ¿buscas obtener un beneficio aprovechando las oportunidades que te ofrecen los mercados exteriores? A continuación, te mostramos las distintas formas de entrada que una empresa puede adoptar para iniciar su proceso comercial en un mercado exterior.

El método que encabeza la lista es la exportación, y ésta se divide en dos tipos: indirecta, cuando los intermediarios situados en el mercado del exportador la realizan a nuestro nombre o compran el producto y lo venden por cuenta propia; y directa, cuando es la empresa la que vende directamente al consumidor exterior.

La más sencilla de las exportaciones directas es mediante agentes y distribuidores, como MingTa, ya que no se exige el conocimiento del mercado y es la opción perfecta para empresas que se introducen por primera vez en el comercio exterior y PYME’s.

Otra opción es crear una subsidiaria comercial mediante dos formas jurídicas: sucursal, depende de la empresa matriz y no tiene personalidad jurídica propia; y filial, posee personalidad jurídica propia y debe cumplir la legislación del país.

Por otro lado, se encuentra la exportación concretada, la cual implica una colaboración con otros fabricantes y distribuidores. La empresa no desarrolla por completo la actividad internacional, ya que una parte se la cede a los socios.

Sus diferentes opciones son:

  • Piggyback: empresa que utiliza los canales de distribución en mercados exteriores de otro fabricante. Se aplica una comisión sobre las ventas como pago de la empresa suministradora a la canalizadora.
  • Consorcios de exportación: permite a empresas locales competidoras, o con productos complementarios, cooperar.
  • Joint-venture: dos compañías situadas en países diferentes consiguen una sinergia al unirse en el mismo sector teniendo ventajas competitivas diferentes.
  • Agrupaciones europeas de interés económico: fueron creadas por la Unión Europea en 1989 con el objetivo de incentivar la cooperación entre empresas de distintos países comunitarios.
  • Franquicias internacionales: cesión de una empresa (franquiciadora) del producto, la marca y know-how sobre procedimientos de gestión y comercialización de un negocio a otra persona (franquiciada) situada en el mercado exterior.
  • Alianzas estratégicas: dos socios de dimensión parecida buscan aprovechar las sinergias, las empresas son competidoras.

En último lugar estaría la fabricación en mercados exteriores, para eso sería necesario un contrato de fabricación, una licencia de fabricación y establecer un centro de producción.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *