consultoria china

Consultoría para importar de China

Si tenemos una pequeña o mediana empresa y queremos empezar a producir o comprar en China, probablemente tendremos muchas dificultades, por lo que la mejor solución podría ser el de contratar una consultoría que se encargue del proceso de importación e importación en China.

Las pequeñas y medianas empresas carecen de un departamento de comercio internacional, por lo que la oficina de compras es la encargada de realizar todas las labores en torno a la importación, en vez de un departamento más específico y especializado en el mercado internacional.

Como hemos explicado en otras ocasiones, el desconocimiento del idioma y la cultura China es una de las grandes barreras para poder realizar negocios en el país asiático. Todo ello suele producir desconfianza y malentendidos que pueden dar al traste con cualquier intento de hacer negocio.

Podemos encontrar otros inconvenientes que puedan poner en riesgo la rentabilidad para importar de China o, simplemente para siquiera negociar. El desfase horario, los tiempos de espera y los costos hacen muchas veces inviable este tipo de operaciones.

Para evitarlo, una de las mejores opciones es recurrir a una consultoría para importar de China. Este tipo de empresas tienen una oficina en aquel país y, por lo tanto, pueden mediar con los proveedores chinos de manera mucho más directa. Además, están especializadas en la cultura china, por lo que su trabajo es mucho más sencillo. Es decir, saben qué hacer en cada momento. Y eso, en China, es espacialmente importante.

Además, las consutlorías chinas saben, en cada momento, con quién están tratando. Esto es fundamental para evitar posibles fraudes o encarecimientos de nuestras importaciones y que podrían hacer poco rentable, e incluso deficitario, en este tipo de operaciones.

A continuación, podemos ver algunas de las ventajas que tiene contratar una consultoría para importar de China en la que delegar nuestros proyectos:

– No necesitamos personal que hable chino o siquiera inglés porque ellos ya lo tienen.

– Podemos conocer la calidad de la mercancía antes de que parta de China, ahorrando mucho dinero en caso de problemas de calidad.

– Compramos sin intermediarios, directamente de fábrica.

– Negociamos precios cara a cara consiguiendo mejores resultados.

– Controlamos la producción, teniendo incluso la posibilidad de personalizar nuestros productos sin lugar a errores.

– La logística estará mejor controlada y los costos serán menores aprovechando los contactos y capacidad de agrupar pedidos que tiene nuestra consultoría para importar de China.

Como se puede ver, las ventajas de contar con una consultoría para importar de China repercuten principalmente en un ahorro a medio y largo plazo, mayor seguridad y un aumento de calidad en los productos. Además contribuyen a flexibilizar y agilizar nuestras operaciones en China, resolver incidencias, etc.

Si quiere conocer una consultoría para importar de China seria y profesional póngase en contacto con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *